Fragmentación de ADN e impacto en infertilidad
Dr. Cefra Investiga

Fragmentación de ADN e impacto en infertilidad

Los espermatozoides y óvulos contienen, cada uno, la mitad del material genético (ADN) que constituye un embrión. La integridad del ADN de ambos gametos asegura el adecuado proceso de fecundación y desarrollo embrionario.

La fragmentación del ADN espermático implica un material genético anormal dentro del esperma, lo que podría provocar subfertilidad masculina, deficiencias en la fecundación y abortos espontáneos.

¿Qué factores determinan un nivel elevado de fragmentación espermática?
1) Estilo de vida (estrés emocional y estrés oxidativo). 
2) Factores anatomopatológicos: Varicocele. 
3) Infecciones o inflamaciones del aparato urogenital.

¿A nivel celular, cómo se produce la fragmentación del ADN espermático?
La fragmentación del ADN espermático puede ser causada por:
1) Factores intrínsecos como apoptosis,
2) Deficiencias en la recombinación del material genético,
3) Desequilibrios de protaminas, 
4) Estrés oxidativo.

¿Qué tan común es la fragmentación del ADN espermático?
Se ha reportado una incidencia mundial de alrededor del 15% y un factor masculino de infertilidad es responsable del 20-50% de los casos. 

¿Puedo embarazarme con un nivel elevado de fragmentación del ADN?
Índices de fragmentación del ADN superiores a 30% se asocian con un peor pronóstico (mayor riesgo de aborto espontáneo, dificultad para lograr un embarazo y más ciclos de FIV).

¿Se puede mejorar la fragmentación del ADN espermático?
Dependiendo de la causa, la fragmentación del ADN puede mejorar si:
1) Se da tratamiento al varicocele.
2) Se da tratamiento para las infecciones o inflamaciones subyacentes.
3) Se lleva una vida saludable (dieta y ejercicio).
Con respecto a la dieta, se recomienda la ingesta de alimentos (o suplementos) que contengan antioxidantes naturales, como las vitaminas C y E.

¿Si la fragmentación del ADN espermático es elevada, se puede hacer algo en el laboratorio?
Existe una técnica de separación celular magnética (MACS) que permite distinguir entre espermatozoides con ADN fragmentado o no. Esta técnica se basa en que los espermatozoides con ADN fragmentado inician el proceso de apoptosis (muerte celular programada) y por ello presentan un lípido en su membrana, el cual puede ser detectado mediante nanoesferas magnéticas asociadas a la proteína Anexina V. De esta manera y mediante el uso de magnetos, los espermatozoides apoptóticos pueden ser eliminados de la muestra seminal.